Qué es una cartera modelo y cómo la utilizan los Robo Advisors

Una cartera o porfolio modelo es conjunto de activos financieros que ha sido confeccionado como base para que los asesores financieros realicen propuestas consistentes y personalizadas. No es algo específico ni inventado por los robo advisors, pero es una de sus piedras angulares. Cada porfolio modelo se compone de uno o varios tipos de activos (acciones, bonos del estado, materias primas) y de líneas concretas (ETFs específicos, bonos específicos).

El objetivo de las carteras modelo es que los asesores dispongan de tres o cuatro opciones de partida dependiendo de la aversión al riesgo de su cliente y de sus objetivos personales, y sobre las que se pueda hacer una propuesta más personalizada simplemente ajustando el porcentaje de peso que cada tipo de activo tiene en la cartera recomendada a su cliente.

Normalmente un asesor financiero variará el peso de cada tipo de activo (acciones, bonos, materias primas, etc.) teniendo en cuenta la rentabilidad pasada del activo y la aversión al riesgo de su cliente, de forma que componga una propuesta equilibrada entre rentabilidad esperada (normalmente medida contra otros fondos o contra índices) y su riesgo o volatilidad (de la que el asesor tiene un histórico que puede mostrar al inversos).

Las carteras modelo aportan sencillez y consistencia al proceso de asesoramiento, porque permiten que los asesores no tengan que partir de cero para cada propuesta que hagan y que tampoco propongan cualquier cosa que se les ocurra, lo que ayuda a sus jefes a mantener el línea a los asesores y controlar el riesgo de todos los clientes.

Ejemplo de una cartera modelo:

Imaginemos que un asesor debe recomendar una cartera de inversión a un cliente conservador, y que dispone de cuatro carteras modelos de las cuales la más indicada para este perfil de cliente es una cartera modelo (llamémosla Cartera A) que incluye lo siguiente:

  • Bonos del estado en mercados desarrollados.
  • Divisas.
  • Acciones de empresas en países desarrollados.
  • Bonos corporativos.

Si el cliente espera una rentabilidad mayor y está dispuesto a arriesgar más, el asesor puede poner más peso en la asignación de activos a las acciones, mientras que si el cliente es más conservador lo normal será que el mayor peso lo tengan los bonos del estado.

Como el asesor tiene una cartera modelo, los bonos y acciones que va a recomendar son consistentes con la estrategia que ha marcado su compañía, y no hay disparidad entre un asesor y otro, a la vez que le permite seguir personalizando las propuestas a las diferentes necesidades de sus clientes.

Carteras modelo y los Robo advisors:

Los robo advisors o asesores financieros automáticos utilizan carteras modelo como punto de partida para generar una recomendación personalizada. Aunque en principio parezca que las propuestas que realizan están hechas a medida, normalmente no disponen de más de tres o cuatro carteras modelo de partida, a las que cambian el peso de cada activo según las respuestas que haya dado el cliente al cuestionario inicial, también llamado assestment u onboarding.

Como los Robo Advisors conocen el rendimiento pasado de los activos que están en sus carteras modelo, eso les permite mostrar de una forma muy visual a su cliente cuánto podría ganar y qué riesgo está asumiendo. Esta es otra de las ventajas de las carteras modelo en los robo advisors, les hace más fácil ser trasparentes y mejora la experiencia de usuario.

Ejemplos reales de carteras modelo

Vamos a fijarnos en dos casos reales de carteras modelo en Robo Advisors, uno en España (Indexa Capital) y otro en Reino Unido (Nutmeg). Ambos utilizan carteras modelo basadas en ETFs o fondos indexados de gestoras muy conocidas.

En ambas he realizado el test inicial para conseguir un perfilado de riesgo de 5 sobre 10, y 4 sobre 10, para que podamos ver como mantienen la cartera modelo y sólo cambian el porcentaje. Esta es la propuesta que realiza cada uno de ellos para estos clientes:

Indexa Capital

Para la cartera modelo de riesgo 4 y 5, Indexa propone un fondo indexado de Pictet y cuatro de Vanguard:

Clase de ActivoInversión (línea)Riesgo 5Riesgo 4
 Acciones Europa Pictet-Europe Index-I Eur 12,0% 11,0%
 Acciones Estados Unidos Vanguard Us 500 Stk Idx- Inv 26,0% 23,0%
 Acciones Economías Emergentes Vanguard-Emrg Mk St Ind- In 8,0% 6,0%
 Bonos Gobiernos Europeos Vanguard-Eur Gv Bnd Idx- Inv 29,0%35,0%
 Bonos europeos ligados a la inflación Vanguard-Euroz In Lk Ind-Inv 25,0% 25,0%

Como veis Indexa reduce el peso de las acciones en Europa, Estados Unidos y emergentes si el perfil de riesgo es menor, y lo incrementa en bonos. La cartera modelo sigue siendo la misma, con exactamente las mismas líneas. Ahora hagamos otra prueba con perfiles de riesgo menores, de tan sólo 2 y 3 sobre 10. Esta sería la propuesta de Indexa:

Clase de ActivoInversión (línea)Riesgo 3Riesgo 2
Acciones EuropaPictet-Europe Index-I Eur7,0%
Acciones Estados UnidosPictet-Europe Index-I Eur18,0%
Acciones Economías EmergentesVanguard-Emrg Mk St Ind- In4,0%
Bonos Empresas EuropeasVanguard Euro Inv Gr Idx-Inv20,0%
Bonos Gobiernos EuropeosVanguard-Eur Gv Bnd Idx- Inv35,0%
Bonos Europeos ligados a la inflaciónVanguard-Euroz In Lk Ind-Inv16,0%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *